Lo que comenzó como un proyecto piloto y dada la gran acogida recibida, se ha consolidado como una actividad ilusionante y novedosa para las personas de ITACA SEPAP Ocupacional. Y es que desde el pasado mes de agosto un grupo de unas treinta personas acude semanalmente a cinco huertos comunitarios situados en distintos barrios de Pamplona.

Este proyecto innovador permite poner en práctica un perfil profesional de agricultura pero, sobre todo, da la oportunidad de participar de forma inclusiva con asociaciones vecinales y grupos comunitarios de los barrios y aportar nuestro granito de arena, dando valor al cuidado de la tierra y los huertos en las ciudades. Asimismo, abrimos el abanico de entornos de participación social, un nuevo ámbito como es el cuidado de la tierra y además logramos que cualquier persona con síndrome de Down se sienta útil en este nuevo entorno aportando todo lo que sabe hacer.

Todos somos muy diferentes: en Piparrika, Donibane, Txantrea, Rotxapea y Mendebaldea nos encontramos con personas jubiladas, grupos de personas jóvenes de los barrios, mujeres...pero estamos unidos en un proyecto común, sumando entornos inclusivos, fomentando la participación social… En definitiva, haciendo amistades.
Empezamos en otoño y ahí seguiremos, cuidando la tierra y apoyando los proyectos de Piparrika, Donibane, Txantrea, Rotxapea y Mendebaldea.