PAMPLONA, 9 de octubre. La Asociación Navarra de Diabetes (ANADI) ha creado un nuevo programa de innovación educativa basado en gamificación, utiliza un escape room para formar en diabetes al alumnado de Formación Profesional, de los Ciclos de Grado Medio Atención a Personas en Situación de Dependencia y Cuidados Auxiliares de Enfermería y sensibilizarles sobre la realidad diaria de las personas afectadas.

“Se trata de comprobar si una clase práctica y motivadora puede ayudar a estudiantes de FP a conocer mejor la diabetes, ya que en su vida profesional se van a encontrar con muchas personas con esta enfermedad”, explica Arantxa Bujanda responsable del proyecto y enfermera de ANADI

Desde este mes, la asociación realizará con algunos grupos un programa educativo tradicional que consiste en una explicación teórica y un taller práctico, mientras con otros pondrá en marcha un programa de innovación educativa que gira en torno a una actividad de Escape-room. Posteriormente, se comparará el grado de adquisición de conocimientos y satisfacción de los dos grupos.

En Diabescape, los futuros profesionales sanitarios se tendrán que enfrentar a retos “motivadores y divertidos” como sopas de letras, abrir candados… con los que potenciar su formación en diabetes y, de esta forma, “mejorar la calidad de vida de las personas afectadas”. “Son pruebas para acercarse al día a día a día de las personas con diabetes y conocer todo lo que necesitan para controlar su enfermedad de forma que salgan por la puerta con los valores, conocimientos y habilidades necesarios para atenderles de la mejor forma posible”, explica Bujanda

Esta iniciativa surge de un análisis de las principales necesidades de atención de las personas con diabetes y de la formación concreta para darles respuesta. “Una patología tan frecuente como la diabetes no está presente de forma específica en el currículo de los grados medios como cuidados auxiliares de enfermería o atención sociosanitaria. Por ello, pensamos en una herramienta innovadora para llevar estos conocimientos a las aulas”, explica Bujanda.

“Se ha demostrado que las metodologías activas y las experiencias son más eficaces para la adquisición de contenidos, habilidades y actitudes. El escape Room genera un ambiente muy motivador y divertido en el que trabajar las competencias para su futuro profesional, en este caso, en el ámbito de la diabetes”, explica Bujanda, quien añade que “además evita cargar de contenido teórico extra al alumnado”

Se estima que unas 50.000 personas podrían tener diabetes en la Comunidad foral, si bien solo 36.000 están diagnosticadas, suponiendo alrededor de un 6% de la población. La mayoría tiene diabetes Tipo 2, ligada a un estilo de vida poco saludable y evitable en un 70% de los casos. El resto, casi 2.000 personas, tiene diabetes Tipo 1, precisando de tratamiento con insulina

ANADI trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes a través de la formación en diabetes, la atención psicológica y social, los campamentos educativos, los talleres de alimentación, conferencias, campañas informativas o actividades deportivas.